¿Cómo convertir tu Android en un dispositivo de realidad virtual?

android_movil

En 2012 volvió la moda de la realidad virtual, que llevaba años bastante muerta. ¿El motivo? La empresa Oculus VR sorprendió mucho con su prototipo de casco de realidad virtual y logró a través de Kickstarter una cantidad considerable de dinero (2,5 millones de dólares) y apoyo (más de 10.000 compras del prototipo). Todo esto culminó en 2014 con la compra de Oculus VR por parte de Facebook por la increíble cantidad de 2.000 millones de dólares.

Es decir, la realidad virtual ha vuelto y todo el que se precie está ahí, desde Samsung con su Gear VR hasta Google con su proyecto de Android para realidad virtual. Y precisamente gracias a Googlepodemos convertir nuestro Android ya mismo en un dispositivo de realidad virtual sin gastarnos mucho dinero.

Google Cardboard, la realidad virtual barata

Todos los años Google celebra su conferencia de programadores, Google I/O. Y los asistentes reciben regalos, algunas veces muy caros (aunque todo sea dicho de paso, asistir a la conferencia es bastante caro, básicamente devuelve el dinero en forma de tecnología para que realmente vayan los que tienen verdadero interés).

El año pasado, además de un smartwatch, Google regaló una cosa muy curiosa llamada Cardboard. Esta caja de cartón (traducción y descripción literal) permite convertir un Android en un dispositivo de realidad virtual.

El truco está en que mediante una aplicación especial se divide la pantalla en dos, y nos muestra imágenes distintas para cada ojo. La caja permite que se fije a una distancia corta de nuestros ojos y un par de lentes facilitan el enfoque. Una solución muy barata y efectiva. Y lo mejor, desde que Google regaló Cardboards en el Google I/O muchos se lanzaron a crear sus propias cajas de cartón comprando materiales y muchas empresas a lanzar las suyas a precios realmente ridículos.

Por tanto podemos comprar un clon del Cardboard original y convertir fácilmente nuestro Android en un dispositivo de realidad virtual. Hay muchas aplicaciones en Google Play para usar el Cardboard y es la forma más barata que hay en el mercado para tener realidad virtual. Sólo necesitamos nuestro móvil.

¿Qué hay que tener en cuenta para comprar un Cardboard?

Antes de lanzarnos a comprar un clon del Cardboard (que llamaré genéricamente Cardboard, tomando la marca como producto) hay que tener algunas cosas en cuenta. No son muchas pero sí importantes para no fracasar en nuestra compra.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que para que el Cardboard funcione nuestro móvil debe tener giróscopo. Esto es, tiene que detectar el movimiento cuando movemos la cabeza, de lo contrario la experiencia no será satisfactoria. Es un elemento que muchos móviles llevan pero algunos de gamas medias y bajas no. Por ejemplo el Moto G 2013 no lleva. Se puede comprobar con aplicaciones como Antutu que miran todo el hardware que tiene nuestro dispositivo.

Lo segundo que hay que tener en cuenta es la calidad de la realidad virtual que vamos a tener, y esto viene determinado por la pantalla de nuestro dispositivo. Cuanto mayor densidad de píxeles menos los veremos (no hay que olvidar que el teléfono estará a unos centímetros de nuestros ojos y además con una lente). Por tanto se verá mucho mejor con terminales de gama alta que con los de gama baja. Aún así os puedo decir que con un Oneplus One (401 ppp) los píxeles se ven. La pantalla, por cierto, también determina el tamaño de la Cardboard que queremos comprar, no es lo mismo tener un terminal normal que un phablet, hay que mirarlo bien a la hora de elegir el modelo.

Una vez tenemos claro que nuestro teléfono es suficiente para convertirse en dispositivo de realidad virtual hay que elegir la calidad del Carboard que queremos comprar. El Cardboard original es de cartón, pero tenemos que tener en cuenta que hay modelos de plástico que son más resistentes (y que no se ensucian con el sudor, por ejemplo). Por supuesto, el precio será superior.

Otra cosa importante a tener en cuenta es si queremos tener botón magnético. El Cardboard original tiene un botón en el lateral, que no es más que un imán que se desplaza hacia abajo. Este movimiento es detectado por el sensor magnético que traen algunos teléfonos (sirve para apagar y encender la pantalla cuando hay una tapa) y si la aplicación lo tiene en cuenta permite una cierta interacción con ella. Como el Carboard original tiene dicho botón muchas de las aplicaciones que hay en Google Play para Cardboard soportan dicho botón. Personalmente recomiendo tenerlo, aunque la mayoría de juegos que necesitan algún control más avanzado requieren un gamepad bluetooth.

El Cardboard original (y por tanto muchas, pero no todas, de sus imitaciones) traen una etiqueta NFC en la parte de cartón donde apoyan. La idea es que cuando pones el teléfono en el Cardboard se abra automáticamente la aplicación oficial de Google Cardboard o la que queramos. Para ello hay que programar la etiqueta con aplicaciones como por ejemplo NFC Tools. En particular no creo que sea algo muy útil, pero si os interesa que al menos la etiqueta tenga 144 bytes de capacidad.

¿Dónde podemos comprar en España un Cardboard?

Comprar Cardboard en España es muy fácil. Las tiendas más populares online tienen modelos y lo único que tenemos que hacer es tener claro el tipo de Cardboard que queremos para refinar la búsqueda: tamaño, material, botón magnético y NFC.

En eBay encontramos cientos de modelos disponibles, todos con precios que van desde los 3 euros y pico hasta los 20 euros. Normalmente los modelos más baratos son muy similares al Cardboard original, de cartón y vienen sin montar, aunque el montaje es muy sencillo pues viene ya preparado y con las lentes puestas. Los modelos más caros suelen ser de plástico y ya montados, aunque a veces no traen el botón magnético y no se pueden hacer adaptaciones (por ejemplo yo para poder usar el Cardboard con gafas hice unos cortes, cosa que no podría haber hecho si fuera de plástico).

Si nos da más seguridad siempre podemos ir a Amazon, allí también hay bastantes modelos de Cardboard, aunque la mayoría por vendedores registrados, no por el propio Amazon. Los precios también son variables con la calidad.

Si nos animamos directamente a comprarlo en China podemos consultar tiendas como Aliexpress, allípodemos encontrar Cardboard desde menos de 3 euros. La única pega es que normalmente los plazos de entrega superan las 4 semanas y la impaciencia nos puede.

Y si queremos soporte oficial por parte de Google, en su web oficial de Cardboard, aparte de recomendar aplicaciones, también recomienda algunos fabricantes de Cardboard. Son más caros y a veces sólo suministran en EEUU, pero nos aseguramos de que la calidad es buena.

FUENTE: xatakandroid.com